Tatico Henríquez

“Se dice que cuando Dios terminó de hacer el mundo y ya se iba a descansar, se dio cuenta de que se le olvidaba algo; entonces volvió al trabajo, hizo las manos de Tatico, y las preparó especialmente para que manejaran el acordeón y tocaran el merengue.” (Chaljub Mejía, 137)

Domingo García Henríquez, afectuosamente conocido como ‘Tatico’, es considerado uno de los músicos más influyentes en la historia de la Republica Dominicana. Gran exponente del merengue típico (conocido también como Perico Ripiao), Tatico era uno de los acordeonistas y cantantes más populares, y ayudo a modernizar el género al introducir nuevos instrumentos al formato tradicional.
Tatico Henríquez nació el 30 de julio de 1943 en Nagua, en la costa norteña de la República Dominicana. Nagua, una pequeña ciudad amante del merengue en la región de Silvao, ha producido otros grandes músicos del merengue típico, como Geovanny Polanco y El Ciego de Nagua. Entre esos músicos también están Bolo y Bilo Henríquez, el padre y tío de Tatico respectivamente. Ambos eran acordeonistas, y a una temprana edad le mostraron a Tatico los secretos del instrumento. En los años de los ’50, Nagua fue testigo de un importante crecimiento en la popularidad del merengue típico, y Tatico pudo perfeccionar su técnica con varios de los mejores músicos de la República Dominicana, incluyendo al maestro Ramón ‘Matoncito’ Mezquita y el gran Pedro Reynoso, líder del famoso ‘Trio Reynoso’. Dentro de poco, Tatico contaba con una gran popularidad en su ciudad natal, presentándose regularmente en fiestas y eventos, incluyendo varias presentaciones en programas de radio.
Tras la muerte de Pedro Reynoso en 1966, el Trio Reynoso (también conocidos como ‘los reyes del merengue típico’) incorporó a Tatico para reemplazar a su antiguo profesor. Su primera presentación con ellos fue en el Gran Teatro Agua y Luz del centro de los héroes de Santo Domingo. El Trio era uno de los grupos latinos más populares hacia el final la era de Trujillo, y con Tatico continuaron siéndolo después de la muerte del mandatario en 1961, obteniendo popularidad en Puerto Rico y Cuba. El grupo es luego conocido como el ‘Trio Reynoso con Tatico’, tras grabar un disco con ese mismo nombre, y Tatico fue bautizado ‘El Monarca del Acordeón’.

Poco tiempo después Tatico crea su propia banda, ‘Tatico y sus Muchachos’, y se presentaban regularmente en la Radio Quisqueyana, en el programa Música Típica Dominicana, con Rafael Cardenas. Canciones como ‘Los Picadores’, ‘La Mujer Ajena’, ‘La Mujer Es Una Flor’, y ‘La Correa’ lo llevaron al éxito. Cardenas lo ayudó mucho a Henríquez, habiéndole dado mucha exposición, y organizando muchos de sus conciertos. Algunos de los músicos que tocaron con Tatico incluyen a Domingo Peña, El Viejo Ka, Manolo Pérez, Julio Henríquez (su hermano), Milo Francisco, y Milciadez Reynoso.

Una de las contribuciones más importantes que Tatico le dio al merengue fue la nueva instrumentación de la banda. Tradicionalmente, una banda de merengue típico consistía de un acordeón diatónico, güira, tambora, marimba (instrumento similar al bajo), y de vez en cuando un saxofón. Tatico reemplazó la marimba con un bajo eléctrico, añadió congas, e incorporó dos saxofones, los cuales armonizaban con el acordeón.

Tatico también ayudo a que merengues viejos recobren vida, al interpretarlas con la nueva instrumentación y con tempos más rápidos. Esto ayudo a revitalizar el repertorio del merengue típico para públicos más jóvenes. Las composiciones de Nico Lora, Prieto Tomas, Toño Abreu, y el antiguo mentor de Tatico, Ramón ‘Matoncito’ Mezquita, recuperaron popularidad gracias a Tatico. Si bien en su momento Tatico no acreditó a los compositores originales, muchas de estas canciones son populares hoy en día gracias a él.

Tatico muere el 21 de mayo de 1976 en un accidente automovilístico en Santiago de los Caballeros, al estar manejando bajo las influencias del alcohol. Sus restos descansan en el cementerio municipal de Nagua. La ciudad de Nagua ha construido un museo dedicado a la música y un parque en honor a Tatico Henríquez. El ‘Parque Tatico Henríquez’ está ubicado en frente de la casa de gobierno, y cada año el ‘Festival de Música Típica Tatico Henríquez’ se lleva a cabo ahí.

Tatico Henríquez ha vendido más discos que cualquier otro artista en la historia del merengue típico, y dentro de los fanáticos del merengue típico, Tatico tiene un seguimiento casi religioso. Su popularidad ha florecido nuevamente con el resurgimiento de interés en el merengue típico, y de la misma manera que Tatico le rendía tributo a los merengueros que le precedieron, los merengueros de hoy en día tocan sus canciones en su honor.

1 Comments

Facebook Twitter Email this

Únete a la discusión

rafael mejia February 11, 2016

aunque no lo conocí es mi idolo vivo su canciones y su musica