Blas Duran: el padre de la bachata moderna

ALBUMS
  • Bachata Roja - Acoustic Bachata from the Cabaret Era

En 1986, Blas Durán grabó la primera bachata ‘eléctrica,’ un enorme éxito en el estilo bachata-merengue llamado “Consejo a las mujeres.” Corrientemente conocida como “Mujeres hembras,” la canción contribuyó aún más al ya creciente interés en bachata por toda la sociedad dominicana. El uso de la guitarra eléctrica, y su estilo particular de tocarla, prestó un sonido moderno y bailable a “Consejo a las mujeres” que lo hizo un éxito inmediato y un son que fue imitado por la nueva generación de bachateros. Por eso, el estilo de Durán es hoy en día una característica distintiva de la bachata moderna.

Cuando grabó “Consejo a las mujeres” Durán ya era veterano del mundo de la música dominicana. Empezó a grabar música de guitarra en los años 60 bajo la tutoría de su primo, el guitarrista y arreglista icónico de bachata, Edilio Paredes. Aunque experimentó popularidad moderada siguiendo sus primeras grabaciones, su primer éxito fue una canción romántica llamada “Clavelito” en 1970. Sin embargo, se hizo uno de los bachateros más conocidos por sus canciones de desprecio – insultos salvajes contra examantes que le habían engañado. Durante los años 70 y los principios de los 80, en lanzamiento tras lanzamiento, Durán clamó contra mujeres traicioneras y cantó elogios al alcohol y al libertinaje. Las más populares de estas canciones incluyeron Paredes en la guitarra principal, y en turno, algunos de los arreglos más admirados de Paredes son canciones de Durán como “Te equivocaste,” “No te quiero” y “Equivocada.”

En los años 70, la bachata era victima de una campaña por la censura del género y se limitaron los locales para conciertos de bachata a burdeles y tabernas en barrios marginalizados. Pese a su popularidad, Duran se frustró con las pocas oportunidades disponibles a los bachateros. Sólo dos años después del éxito de “Clavelito,” empezó explorando el mundo más lucrativo del merengue orquestal, y se hizo socio de la Orchesta Combo Candela en su ciudad natal de Nagua. El grupo tuvo éxito moderado y pronto Durán se encontró cantando la parte principal en el grupo de Anibal Bravo llamado Típica Dominicana. “La leche de la niña,” “Rosita” y “La chucuchá” – éxitos enormes cantados por Durán – establecieron Bravo como un gran merenguero. Durante este tiempo, Durán también grabó éxitos con otros líderes de orquesta como Johnny Ventura (p. ej. “Los feos”) y El Cieguito de Nagua (p. ej. “La luz”). Sin embargo, Durán nunca abandonó su estilo de guitarra, y durante su periodo como merenguero, continuó a grabar sus bachatas de cabaret.

Al medio de los años 80, la popularidad de bachata había crecido tanto que empezó a hacer avances en la difusión nacional dominicana. No obstante, el público general continuó a percibir la bachata como un género poco sofisticado para la clase baja, y todavía quedaban muchos años antes de su éxito internacional. Según Durán, él quería elevar el estatus de bachata de su posición marginada, lo cual le causó a explorar innovaciones en los años 80 que luego cambiarían el género radicalmente. Con ese objetivo, formó un grupo llamado Los Peluches de Blas Durán, con el guitarrista Jesús Martínez. Martínez contribuyó un elemento novedoso al grupo: una guitarra eléctrica con solamente cuatro cuerdas, la cuarta cuerda una repetición de la primera. El cambio de la guitarra no era sólo el instrumento sino también en la forma de tocarlo. Bajo la dirección de Durán, Martínez tocó de forma escasa y repetitiva, con arpegios durante las estrofas y con mambos durante los interludios. Estas líneas melódicas, y también el uso de merengues de guitarra en vez del ritmo tradicional del bachata-bolero, eran ideales para bailar. Otras innovaciones de Durán incluyeron la sustitución de la güira por maracas tradicionales, y el uso de equipo de grabación multipista de calidad más alta (algo con que se había encontrado durante su tiempo con orquestas de merengue). Con su conjunto reconfigurado, Durán grabó un sencillo que tenía “Consejo a las mujeres” en lado A, y la bachata (bolero) “La quiero un millón” en lado B.

Aunque “La quiero un millón” permanece una de las canciones mejor conocidas de Durán, “Consejo a las mujeres” es una de las canciones más exitosas en la historia de la bachata. Un doble-sentido merengue subido de tono, la canción fue vilipendiada por la misma parte del publico mayoritario que había previamente descartado el género completamente. Pero el grito “¡Mujeres hembras!” – con que Durán empieza la canción – se hizo ubicuo en las calles, en colmados, cabarets, tabernas y en los estéreos de carros. Durán siguió el éxito con una serie de merengues populares de guitarra (e igualmente subidos de tono); “Juanita (desbarata wachiman),” “La joya,” “Salón de belleza,” “La arepa,” “Nicolas” y “El palito” son algunos de los muchos éxitos que Durán grabó durante 1986 y 1990. Para el disgusto de los detractores de la bachata, Blas Durán se hizo el músico más popular y exitoso del país. La misma prensa dominante que había criticado los bachateros auténticos como Durán han atribuido el éxito general de la bachata al éxito comercial del lanzamiento “Bachata Rosa” de Juan Luis Guerra en 1990. En gran parte, hacen caso omiso al nuevo territorio musical que Durán ya había forjado; es más: él fue el primero a traer la bachata a locales grandes como Roseland, the Palladium, y Madison Square Garden. Así, Durán tuvo un papel importante en la internacionalización del género, muchos años antes del lanzamiento de Guerra. También hay una relación más cercana entre Durán y sus contemporáneos - quienes adoptaron sus innovaciones musicales en su propia música - que hay entre las bachata-baladas de Guerra y el estilo de los bachateros que vinieron antes y después de él. La influencia de Durán es evidente en la música de Luis Vargas y Antony Santos, los dos bachateros más famosos de los años 90. Tocaron la guitarra eléctrica en el mismo estilo que Durán (aunque con una guitarra normal con seis cuerdas), y sus repertorios también incluyeron casi tantos merengues que bachatas (como Durán y en contraste a los bachateros que vinieron antes). Además, los primeros éxitos de ambos Santos y Vargas eran canciones de doble-sentido (p. ej. Santos: “El behuco,” “La parcela,” y “La passola”; Vargas: “La maravilla,” “La traicionera,” y “El zapatero,” entre otros). Letras llenas de insinuaciones sexuales cómicas siempre habían existido en la bachata, pero el éxito de las canciones de Durán con doble sentido empezaron una nueva moda en la bachata que duró hasta los finales de los años 1990.

La posición marginalizada de Durán como bachatero, combinada con sus letras controversiales, hicieron Durán el bête noire del corriente dominicano. Pero el éxito de Duran ayudó traer la popularidad de la bachata a un nivel donde la difusión dominante no tuvo otra opción que aceptarla. Paradójicamente, este nuevo interés y aceptación provocó un cambio de actitud en los productores y las discográficas de bachata. Ahora despiertos al potencial comercial internacional de la bachata, empezaron a experimentar con un estilo más suave y romántico. El estilo duro, el humor y la irreverencia que habían popularizado el género, a pesar del boicot de la difusión general, cedieron el paso a las mismas fuerzas que habían trabajado para suprimir la bachata, pero ahora la tomaron como su propia. Blas Durán no aceptó el nuevo estilo romántico, y su popularidad sufrió como consecuencia. Continuó grabar éxitos como “El conejo de la vecina” hasta 1994, pero al llegar los finales de los años 1990, ya no era considerado un músico importante en el mundo de la bachata contemporánea.

4 Comments

Facebook Twitter Email this

Únete a la discusión

alexmiguel12 January 27, 2016

deratyue

Radhames Ventura July 17, 2015

Y hoy muchos jovencitos ignoran esta parte de la historia de la bachata donde Blas Duran tuvo un papel determinante, pensando que Romeo, Prince Roy, Anthony, Luis o Raulin son los propulsores de la bachata.

jairo mendoza September 3, 2014

hay mucha gente equibocada bl

juan parraparrap December 8, 2012

Me alegro al leer esta Historia del merengue bachata .ya que ese gran guitarrita edilio parede aporto bastante en la bachata